Toda la exquisitez de la pizza de carpaccio: una delicia italiana en tu mesa

La pizza es uno de los platillos más populares y versátiles del entorno. Existen infinidad de combinaciones de ingredientes que hacen que cada pizza sea única y deliciosa. Una de las variantes más interesantes y exquisitas es la pizza de carpaccio. En este artículo te contaré todo lo que necesitas saber sobre esta deliciosa creación italiana.

Contenido de este articulo

¿Qué es el carpaccio?

El carpaccio es un plato típico de la cocina italiana que consiste en láminas finas de carne cruda, generalmente de ternera, aderezadas con aceite de oliva, sal, zumo de limón y otros condimentos. Se suele servir acompañado de lascas de queso parmesano. Este plato es perfecto como entrante o aperitivo, y es ideal para compartir con amigos o familia.

El origen del carpaccio se remonta a mediados del siglo XX en un famoso restaurante de Venecia llamado Harry's Bar. Se cuenta que la condesa Amalia Nani Mocenigo, cliente habitual del restaurante, padecía un déficit de glóbulos rojos y su médico le recomendó consumir carne cruda para combatir esta carencia. El chef del restaurante, Giuseppe Cipriani, creó entonces este plato de finas láminas de carne cruda y lo bautizó como carpaccio en honor al pintor renacentista Vittorio Carpaccio, cuyo estilo de pintura destacaba por el intenso color rojo, similar al de la carne cruda.

¿Cómo se prepara la pizza de carpaccio?

La pizza de carpaccio es una variante muy especial que combina los sabores intensos y frescos del carpaccio con la masa crujiente y sabrosa de la pizza. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Masa de pizza
  • Carpaccio de ternera
  • Rúcula
  • Queso parmesano
  • Tomates cherry
  • Aceite de oliva
  • Zumo de limón
  • Sal y pimienta

Comienza por estirar la masa de pizza y precalentar el horno a temperatura alta. Luego, coloca la masa en una bandeja de horno y añade una capa fina de aceite de oliva. Hornea la masa durante unos minutos hasta que esté ligeramente dorada.

Mientras tanto, en un recipiente aparte, mezcla el carpaccio de ternera con aceite de oliva, zumo de limón, sal y pimienta al gusto. Deja marinar la carne durante unos minutos para que absorba los sabores.

Una vez que la masa esté lista, retírala del horno y coloca el carpaccio marinado sobre la pizza. Añade también los tomates cherry cortados por la mitad. Vuelve a hornear la pizza durante unos minutos hasta que el carpaccio esté ligeramente cocido.

Finalmente, retira la pizza del horno y añade la rúcula y el queso parmesano por encima. ¡Y ya está! Tu pizza de carpaccio está lista para ser disfrutada.

Variantes de la pizza de carpaccio

Además de la versión clásica de la pizza de carpaccio, existen algunas variantes que puedes probar para añadir aún más sabores a tu pizza. Algunas opciones incluyen:

  • Añadir aceitunas negras o alcaparras para darle un toque mediterráneo.
  • Incluir láminas de champiñones o trufa rallada para potenciar los sabores.
  • Sustituir el queso parmesano por mozzarella fresca para una textura más cremosa.
  • Utilizar salsa de pesto en lugar de aceite de oliva para un sabor más intenso.

Estas son solo algunas ideas, pero puedes dejar volar tu imaginación y experimentar con diferentes ingredientes para crear tu propia versión de la pizza de carpaccio.

La pizza de carpaccio es una combinación perfecta de sabores intensos y frescos que hará las delicias de cualquier amante de la buena comida. La suave y fina carne de ternera cruda, aderezada con aceite de oliva, limón y otros condimentos, se complementa a la perfección con la masa crujiente de la pizza y los sabores del queso parmesano, la rúcula y los tomates cherry. Prueba esta deliciosa creación italiana y déjate sorprender por su exquisito sabor.

Subir